El Carpio se viste de Carnaval (II)


Tras el descanso, salen al escenario ‘Ricas y Maduras’. Después de la presentación, el público se arremolina cerca de la fruta para vitorear al grupo del Canijo. Con un repertorio tan musical, el auditorio se anima a seguir las letras, mientras los chirigoteros bromean y bailan entre coplilla y coplilla. El grupo que forman estas frutas actúa como el ejemplo perfecto de diversión y camaradería de un conjunto unido. Todos ellos representan la gracia gaditana en su máximo apogeo, con una seguridad en cada actuación cómica que pone al escenario en pie para aplaudirles a cada rato, que sienten como suyas las bromas del grupo. También manejan la improvisación. Tanto, que de cuando en cuando, los propios chirigoteros se sorprenden de sus compañeros.

Reconocida como una de las máximas favoritas, el Canijo sonríe al ver al público entregado: ‘Cuando hay reconocimiento del público es cuando se siente que de verdad has ganado en el Carnaval. No siempre se puede, pero este año disfrutamos del reconocimiento gracias a todos vosotros’ afirma agradecido.

El público aplaude y deja que el grupo cante las letras. En una de estas, Francisco Jesús Aragón (la Piña) resbala y cae. Por el disfraz no puede levantarse, y como la confianza da asco, sus compañeros comienzan a darle patadas. Sólo al rato le ayudan a levantarse cuando el Canijo le define tras sus movimientos de esfuerzo: ‘Eres una tortuga embarazada’.

Para finalizar, el Canijo pide un homenaje a Juan Cozar (la Manzana) por su reciente “embarazo”, un emocionante homenaje en forma de pasodoble de ‘Los que salimos por gusto’, cantado por Chicho (el Limón), que acaba con un abrazo a conjunto de todos los chirigoteros.

 

Durante el cambio de agrupación se escuchan comentarios. Unos cantan el ‘Yo me enamoré de ti por culpa de los carnavales’ mientras otros argumentan: ‘La final del Falla es hoy’. La agrupación más popular de 2011 va a entrar a escena. Los Príncipes’ que se habían paseado por el bar previamente, se convierten en el centro de todas las miradas. Los guardias de seguridad se blindan y prohíben a aficionados y periodistas situarse cerca del escenario – por decisión propia de los guardias-. El público vuelve a recibirles como campeones.

Silencio efímero que dura lo que el punteo de Kuko. Entonces se escuchan los primeros ‘oles’ que duran hasta el final del repertorio. Los comparsistas han aprendido a meterse en el tipo, y en sus expresiones se intuye el poder del mal bajo el que han sucumbido. Tan metidos en el papel, que ya se sienten como Príncipes del mal. ‘Nunca te fíes del demonio’, dice David Caramé, que bromea con una botella de agua con el público más cercano.

Y como dice el pasodoble:

‘Más teniendo por delante a este público mortal

Que cuando llega el carnaval un año y otro más te espera’ …

El auditorio espera la comparsa de Aragón, piden sus letras, que dan un repaso desde ‘Los Yesterday’ hasta las ‘Las Noches de Bohemia’. ‘Araka la Kana’ y ‘Los Ángeles Caídos’. Mientras, el público canta sus letras tan fuerte que a veces ni se les oye.

Arturito de Barbate y Julián aprovechan que es una ocasión especial. Afinan sus voces y cantan dos pasodobles, cada uno a su forma con el simple acompañamiento de la guitarra de Kuko. Actuaciones que, como aclara Javi Bohórquez, ‘no las hacen en todos los escenarios’.

Aparte del reconocimiento del público, Juan Fernández, el director de la comparsa,  recibe otro por parte de la organización por su trayectoria, bien conocida por los organizadores del Festival, pues Fernández ya había estado en El Carpio con otras agrupaciones durante los 14 años de la existencia de esta fiesta.

Una última comparsa cierra el show. La campeona del COAC 2011,Juana la Loca’ actuaba tras el coro de ‘Los Mon Amour’, pero por el retraso de uno de sus componentes pasó a ser la última agrupación. El auditorio la espera, a pesar de que su repertorio comienza a las tres de la mañana largas, y vuelve a recibirles con el grito de ‘campeones’. Y es que cuando hay ganas de Carnaval, el sueño no existe.  Así, el tipo transgresor de Juana la Loca volvió a subir a un escenario y captar las miradas de los espectadores.

Se extiende el repertorio de Juana mientras el público se sorprende ante las verosímiles actuaciones de los comparsistas, que, aún sin maquillaje, aparecen muy metidos en el tipo. David Trujillo llama la atención tanto por su voz como por su actuación. La comparsa ‘Volver a empezar’ también está presente, al igual que Tino, que escucha las actuaciones desde abajo hasta que, sorprendiendo a todos los presentes, sube al escenario para acompañar a la comparsa dirigida por José Otero y cantar el último pasodoble, la última letra de la noche, por ‘El espíritu de Cai’.

La sala va quedando vacía. El público sale por los laterales de la Carpa, ventanales improvisados, y comenta: ‘Ha sido impresionante’. Otros van a la zona del bar a hacerse fotos con los últimos comparsistas, que no pierden la cercanía y la naturalidad a pesar de actuar frente a un público tan numeroso.

El Festival de Carnaval en El Carpio acaba a las cuatro largas de la mañana con un lleno absoluto y la satisfacción del público de haber visto a las agrupaciones en su máximo apogeo. Coristas, comparsistas y chirigoteros esperan a que terminen las sesiones espontáneas de fotos. El público, mientras tanto, espera ya la celebración de la siguiente edición, en palabras de Kike Remolino, de uno de los tres festivales carnavaleros más célebres de la actualidad: el de El Carpio.

Anuncios

Una respuesta a “El Carpio se viste de Carnaval (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s