Tino Tovar: “Muchos están aquí por el ego, por ganar y sentirse importantes” I


Si la búsqueda de aparcamiento en Cádiz no es tarea sencilla, más difícil aún es quedar con Tino Tovar sin incidentes y a la primera.

Este autor de carnaval, que acabó el COAC 2011 con dos primeros premios (en comparsa y chirigota) bajo el brazo, es un hombre ocupado que condensa en su monovolumen las prioridades que copan su vida: su trabajo, en forma de papeles de negocios, sus hijos, los únicos que, confiesa, lo privan de la siesta, y por supuesto la guitarra, compañera y cómplice de sus creaciones musicales.

– ¿Cómo surge Juana la Loca?. ¿Qué querías transmitir con ello?

Llevaba tiempo queriendo sacar algo relacionado con ese asunto, pero no sabía cómo. Una canción de Sabina me recordó que al final de la dictadura los grupos de la movida empezaron a cantarle a todos los que habían sufrido. La homosexualidad la tocaban con este perfil, un hombre que se dedica al espectáculo y que el espectáculo le da la posibilidad de ser. Ese era el momento histórico en el que había que tocar el tema, porque todo el mundo tiene la sensación de que aunque la homosexualidad hoy en día es otra cosa, esa doble moral sigue existiendo. El éxito de Juana la Loca radica en que es un personaje de los 70-80 con las vicisitudes y problemáticas de hoy.

¿Cuál fue la primera impresión que tuvo el grupo cuando le presentaste la idea?

La mayoría veía que podía ser una idea muy bonita, muy interesante, pero ellos son los intérpretes y tenían la duda de cómo iría aquello o como se iba a plasmar. Solamente uno se echó para atrás y de hecho, no salió.

– ¿Les costó mucho meterse en el tipo?

No, porque son muy moñas todos (bromea). La verdad es que no, si te fijas en el repertorio y escuchas la comparsa, en ningún momento piensas que son “mariquitas”. Es un personaje que tiene una forma de expresarse y una vida que contar. Fueron asimilando la vis cómica en los cuplés y las cuartetas, y lo dramático o emotivo del personaje. El grupo para eso es fantástico.

– ¿Cuál ha sido la respuesta del colectivo homosexual?

Muy buena, es una de las cosas que más te compensan de todo esto, porque cuando le escribes a alguien y ese alguien se siente agradecido es que has acertado de pleno. En el primer ensayo con gente, estaba presente la presidenta de COLEGADES – Colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de la provincia de Cádiz –, y cuando terminamos el popurrí, me abrazó y me dio las gracias. En ese momento piensas que lo has hecho bien, que algo hemos hecho bien.

 – A nivel mediático siempre has estado en la sombra, pero en los últimos meses te hemos visto en diferentes actos y pregones. Estás más en la palestra. ¿Cómo lo llevas?

Lo voy llevando poco a poco. Me he dado cuenta de que yo era un gran desconocido para la gente, y José Otero me está enseñando mucho. Él me hace ver que la comparsa tiene que ser la comparsa de Tino Tovar, que hay que ir a determinados actos, que la gente te vea, por mucho que me choque firmar autógrafos y hacerme fotos con la gente.

Puede ser que ahora la comparsa sí se relacione conmigo, y mira que llevo años en carnaval, pero nunca había notado eso, ahora si lo estoy notando.

 -¿Qué supone el primer premio además de más contratos?

Supone ganar. Al día siguiente, sin haber dormido nada, estás en el trabajo y tienes un vacío mental y piensas: “es que he ganado”.  Aquí todos somos los mejores para todos, pero tú eres el que ha ganado, es muy fuerte, lo demás no importa. Sí es verdad que el reconocimiento del público es lo que te satisface.

-¿En quién te inspiras y cuáles son tus manías a la hora de componer?

Como decía Picasso “que la inspiración me coja trabajando”. No tengo ninguna inspiración real, me gusta estar solo. No puedo hacer nada si hay gente alrededor, me coarta mucho.

En los ensayos tengo una obsesión de la que no me doy cuenta. Andar y andar. Me puedo llevar el ensayo entero andando de un lado a otro. El año de Las Estaciones me decían: “ole el filetito”, porque estaba todo el día vuelta y vuelta. (Risas)

También, cuando estoy haciendo la letra no puede estar sucia. Si he escrito ocho versos y ahora escribo dos que no me gustan, los tacho y los cambio… Tengo que empezar desde arriba. Es como si trasladara lo físico a lo mental, cuando está bien escrito parece que ya está bien pensado, si hay borrones parece que el coco no lo tiene claro.

– Qué es más difícil para un autor: ¿no repetirse o no perder su sello? ¿Se pueden hacer las dos cosas? Y si no… ¿qué es preferible?

Lo fundamental es no repetirse, eso es básico. No me gusta la gente que copia los formatos que tienen éxito para otros años. Tampoco creo que seas consciente de tu  sello, es algo intrínseco en la persona, en sus sensaciones y sus emociones, en sus vivencias.

– Sencillez aparente, amante de la melodía, creador de los coloretes en la comparsa … son algunas de las definiciones que la gente hace de tu estilo, ¿estás de acuerdo con ellas?

Siempre he procurado buscar que las comparsas fuesen sencillas pero no simples. Eso es lo más difícil que existe en cualquier faceta no solo del carnaval sino del arte mismo.

Amante de la melodía totalmente, algunas veces he pecado de eso, porque hay gente que me pide un tipo de pasodobles más directos, pero me gusta que la melodía se desarrolle más que otras cualidades de la música.

Creador de los coloretes en la comparsa para nada, simplemente sacamos comparsas muy sencillas, que no tenían maquillaje y nos poníamos dos coloretes porque nos parecía divertido, no buscaba inventar nada. Sí es verdad que eso nos ayudó muchísimo, porque empezamos en adultos en una época en que la comparsa era realmente compleja, abstracta y estridente, y la gente lo agradeció.

– ¿Cuando terminas el repertorio sabes hasta donde vas a llegar en el concurso?

Para nada, una cosa no lleva a la otra, por triste que parezca. Las ideas no suelen equivocarse. Cuando dices “voy a sacar Juana la Loca’”, sabes que no te vas a equivocar porque sabes cómo tiene que ir vestida y por la línea que tiene que ir. “Esta idea, si se hace bien, es difícil que no gane”, te dices. Cuando terminamos Los Perfumistas hicimos ensayo general con gente de mucho peso del carnaval y la comparsa salió de allí como primer premio. Tenía buen repertorio, buen grupo, pero había cosas que estaban equivocadas: la imagen no iba con el repertorio, hasta qué punto llega que una peluca te puede derrumbar. Otro condicionante es que ese año salieron Los Mendas Lerendas y se creó ahí una “bipolaridad” en la que nosotros salimos claramente perjudicados.

 – ¿Se le canta en carnaval más a lo que vende?

Claro que sí, todo el mundo se vende por eso, si no el concepto de “esto va a pegar” no existiría. El éxito está en escribir lo que tú piensas. La inmensa mayoría de los autores escribe lo que la gente quiere escuchar y es un error, creen que los aplausos van unidos a los puntos. Yo creo que hay que gustarle a la gente pero hay que darles novedades, cosas nuevas que plantearse, puntos de vista distintos, si no esto no tiene sentido.

Muchos están aquí por el ego y por el hecho de ganar y sentirse importantes, y esa gente está vacía.

– En ‘De unos años a esta parte’ (Los Perfumistas) hablas del fanatismo del público. ¿Qué opinas de este tipo de público, beneficia o perjudica el carnaval?

No me gusta el público partidista, me encantaría que el aficionado fuese libre y que opinara sin tener la postilla de que va a animar o no a cierta agrupación. Acepto que todo el mundo tenga sus preferencias, pero eso no quiere decir que vayas a un concurso en plan fanático: “Ahora canta fulano y no le voy a aplaudir, cante lo que cante y diga lo que diga”. Eso no me gusta, nos degrada muchísimo y degrada al público que tiene el derecho y el privilegio de elegir. Una persona que va con las orejeras a escuchar solamente a una agrupación ya no tiene la opción de elegir, está encerrado en aquello que va a escuchar.

– ¿Qué nos puedes adelantar para el año que viene?

Estoy dándole vueltas a las distintas ideas que tenemos, hay que procurar hacerlo muy distinto con el riesgo que eso conlleva. Lo fácil es hacer algo similar, porque a lo mejor eso hace que no ganes pero como el ‘run-run’ del año pasado sigue, igual te metes en la final y quedas segundo o tercero. Lo realmente interesante es hacer algo muy distinto e ir convenciendo a la gente poco a poco. El grupo es el mismo del año pasado menos el postulante, que no teníamos y ha entrado nuevo.

Segunda parte

Anuncios

2 Respuestas a “Tino Tovar: “Muchos están aquí por el ego, por ganar y sentirse importantes” I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s