El Carpio sigue sumando carnavales II


Pulse  para leer la parte I

Tras un descanso de algo más de quince minutos (tiempo que algunos aprovechan para comer, ir al servicio o simplemente saciar sus ansias de nicotina en las fronteras del recinto) llega la segunda parte de la noche.

La recta final nos trae la crème de la crème carnavalera, campeón y subcampeón en la modalidad de chirigota y la siempre esperada comparsa de Juan Carlos Aragón, subcampeona del COAC 2012.

Álbum de fotos

Algunos rezagados no habían regresado a sus asientos cuando el presentador de sala anuncia la llegada de ‘Los puretas del Caribe’, chirigota ganadora del COAC 2012. Sin embargo otros pitaban porque la espera entre agrupaciones se les hacía larga.

El público les recibe con vítores, coreando al unísono lo que tantas veces hemos escuchado durante el COAC: “¡campeones, campeones!”. Comienza la presentación y la euforia se apodera de la carpa. Chirigoteros y asistentes vibran en la misma onda, la emoción late en el ambiente, nadie queda impasible ante lo que está sucediendo.

Desde el primer momento los asistentes no llegan a sentarse en sus asientos. Sin soltar el vaso de tubo (o de plástico en su defecto) conseguido en el ambigú, se levantan y, meten barriga,  mueven el culo …

En el rostro de los puretas se dibuja alegría acompañada de sentimiento. Sentimiento que se refleja en los ojos humedecidos de alguno de sus componentes. El mítico Don Adolfo lo califica como “la emoción que llevaba tiempo sin sentir con el carnaval”.

La entrada de cada pasodoble se convierte en una fiesta donde los asistentes corean y bailan las canciones de moda. Pasodobles y cuplés al más puro estilo Seda sirven para conquistar el corazón de los allí presentes. Popurrí participativo y una antología de chistes y coplas, donde se recuerdan a: ‘Los profesionales’, ‘Los juancojones’ o la siempre entrañable ‘Chirigota con clase’, ponen punto y final a una de las mejores actuaciones de la noche.

Álbum de fotos

Cuando entran las limpiadoras del Oratorio de San Felipe Neri el público estalla en aplausos mientras La Pepi comenta: “Hay que ver cómo me estáis dejando esto…”.

Los del Selu llevan más de treinta años metiéndose en el tipo. Borrachos, calzonazos, enteraos han sido algunas de sus creaciones. Este año les toca ser limpiadoras con ‘Viva la Pepi’, rol que vuelven a bordar al detalle.

Presentación, pasodobles, cuplés y popurrí, antes de que estos chirigoteros cambien su tipo y se transformen en enteraos. Con el popurrí de esta agrupación tan querida por el público, se despiden con una fortísima ovación.

Se acerca el final‘La serenissima’, última agrupación de la noche, está a punto de salir. Los tifosi toman posiciones. Un cerco de cámaras rodea el escenario por los laterales, primeras filas improvisadas y muchos nervios.

Al ritmo de pasacalles, ataviados con chaquetones, la comparsa hace su entrada. Les ha tocado cantar de madrugada y en la serranía cordobesa el frío no perdona ni en las noches de carnaval. En posiciones esperan a que el público se calmeSuenan los primeros compases y los nervios se disparan, silbidos, murmullo, personas pidiendo silencio … son sólo una simple muestra de las pasiones que levantan los de Aragón. Mientras tanto el tiempo pasa y resulta imposible escuchar el punteao de Suso.

Los aficionados entonan una presentación, que aunque esté en italogaditano, los allí presentes se la saben de cabo a rabo. Se aprecia la satisfacción en el rostro de los comparsistas al terminar la presentación.

El público está entregado y no paran de cantar con ellos. Algunos de los que no se encuentran cerca de las primeras filas comentan : “se parece más un concierto de Alejando Sanz, que la actuación de una comparsa”.

Pasodobles, cuplés y popurrí dan paso a la antología que ya han presentado por más de media Andalucía. En ella no faltan coplas de: condenados, bohemios, yesterdays y uruguayos. De todas ellas destacar la presentación de Araka la Kana. Si existe en el mundo una persona que represente el espíritu urugayo de la comparsa, ese es Javi Otero. Su magnífica interpretación nos hace retroceder en el tiempo. La comparsa se despide con un pasodoble de ‘Los yesterday’, agradecido por el público con una fuerte ovación y en pie.

Son casi las cuatro y media de la madrugada y lejos queda ya la hora de comienzo. Con más de nueve horas de coplas ininterrumpidas a las espaldas, el cansancio hace mella entre los presentes. Pero eso no quita que copleros y aficionados se vayan a casa con buenas sensaciones. La carpa se vacía en algo más de cinco minutos. Una carpa que espera llenarse en años venideros.

Anuncios

Una respuesta a “El Carpio sigue sumando carnavales II

  1. muy buena crónica, me ha hecho revivir la noche tan estupenda que pasamos en el carpio. gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s