Vuelve al Gran Teatro la denuncia y la risa, el arma de los carnavaleros contra los recortes


La primera sesión de preliminares del Concurso de Agrupaciones Carnavalescas de Córdoba comenzó fuerte. La gran afluencia de público en el teatro hacía presagiar lo que pasaría sobre las tablas. En esta sesión se dieron cita dos de las comparsas más esperadas, la de Ibáñez y la ganadora del año pasado, de Alcalá de Guadaira, que no decepcionaron.

Los limpiabotas de la comparsa alcalareña El betunero hicieron gala de sus potentes voces, que destacaron especialmente en el popurrí. Sus pasodobles tuvieron referencias a Córdoba, siendo el que dedicaron a los pequeños Ruth y José fue uno de los más sentidos y aplaudidos de la noche.

La puesta en escena de la comparsa de Ibáñez, La inesperada, no dejó indiferente a nadie. Estos señores de la muerte, elegantemente vestidos con capa y chistera, cautivaron al teatro con su presentación, la cual realizaron sólo alumbrados por la calavera iluminada de sus bastones y una luz negra, que resaltaba las figuras de las lápidas y las ramas del tétrico árbol que componían la escenografía de este grupo.

La noche fue in crescendo, cuando aparecieron sobre el escenario Los que te ponen los cuernos. A esta chirigota de la capital, ambientada en un típico puesto de caracoles, no le faltó detalle. En él se dieron cita, entre otros, una flamenca, un niño de comunión, una mujer de mantilla, un rastafari y un borracho, todos con caracoles fugados por zapatos, pelo y ropa. La agrupación mostró coherencia entre tipo y letras, que el patio de butacas recibió con algarabía.

Ya en la segunda parte de la sesión la chirigota femenina Gym Toñis arrancó las risas del respetable que se identificó con los esfuerzos de estas maris por perder peso despacio y sin renunciar a nada. La vuelta a este género de La Koski vino unida al recuerdo de su trayectoria en el concurso. Ellas fueron una de las agrupaciones que lanzó claveles al sitio que ocupara Rosario Valle, dónde al principio de la noche se depositó un ramo en su recuerdo.

Simpáticas resultaron las hadas de la chirigota infantil Las niñas de la vara, a las que el público se entregó divertido. Las chicas fueron las primeras en reivindicar justicia para los pequeños onubenses con su voz y unos carteles, que también alzaron algunas personas entre el público.

La mayoría de agrupaciones de esta primera sesión se mostró contrarias al ERE que el Santo Padre realizó estas navidades en el portal de Belén y que acabó con el despido de la mula y el buey. También fueron trending topic en las tandas de cuplés los recortes y las alusiones al Gobierno local, centrados en la concejal de Fiestas y Tradiciones Populares Amelia Caracuel, por cuyos impagos casi nos quedamos sin concurso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s