Entre dulces, porteros y coplas a mayo


La tercera sesión del concurso comenzó con el teatro lleno y el repertorio de la Afilarmónica de San Francisco que nos sedujo con la buena selección de piezas de su programa y la “afilación” de sus platillos. Cabe destacar la buena acogida por parte del público de sus obras, como fue el caso de “Nostalgia sonora de un día de resaca” en alusión a los típicos soniquetes de los barrios populares como son el repicar de bombonas o la llegada a nuestra localidad del tapicero que complican, que duda cabe, las mañanas resacosas.

Los reyes del portal, una de las agrupaciones más esperadas, cumplió de sobra con las expectativas. Así, estos porteros del edificio carnaval se coronaron con una impecable actuación de buena música y mejores letras, obra de David Amaya Agüito que destacó en los cuplés por la referencia a la lesión Iker Casillas de hace solo unos días, y un buen estribillo que el público coreó. En su segundo pasodoble esta chirigota rindió un sincero tributo a la mujer carnavalera, esa que en los ochenta llegara a este mundo para quedarse y se subiera a las tablas a cantar a pesar del machismo de entonces.

El toque dulce lo puso la comparsa de Rafael Cámaras que logró con su chocolate fundido saciar a todos. Mi fábrica viró con fuerza su rumbo hacia la siguiente fase con una gran interpretación de un repertorio en el que los niños fueron los protagonistas y no faltó el recuerdo a los pequeños Ruth y José. Esta metáfora reivindicativa de Cámaras al incierto futuro que nos depara el actual panorama económico y político, fue recibida entre aplausos por un patio entregado.

El merecido recuerdo a “La señora de las flores” llegó en esta sesión con el cuplé de Francisco Blázquez que interpretara la comparsa local Los primaveras que perfumaron el teatro con un intenso aroma a flores, las mismas que más tarde lanzaron al asiento que siempre fue y será de Rosario.

La crítica ácida vino de la mano de los pijos del taco de la chirigota de Córdoba I love you mes de mayo. Desde su cruz de mayo, roja y gualda, reivindicaron con el emotivo final de su popurrí el carácter ‘popular’ del carnaval, una fiesta que es de todos.

Tras todo esto, que no fue poco, nos fuimos a casa con la risas de propina que nos dejó la simpática Dora y el popurrí de la chirigota de Écija Los enganchaos a la máskina que actuaron en último lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s