Peregrinación carnavalera a El Carpio (I)


En la localidad cordobesa de El Carpio, desde hace dieciséis años, se dan cita anualmente cerca de 2.000 fieles, seguidores acérrimos del carnaval a quienes el corazón les late al compás del 3×4. La Real Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora Virgen de la Cabeza de El Carpio dentro de su calendario de actos ha organizado, un año más, su tradicional Festival de Agrupaciones Carnavalescas. Y es que la riña entre don Carnal y doña Cuaresma a veces se esgrime como argumento que origina mundos opuestos y a veces se queda en mito, reducida a ficción, protagonista tan solo de un pasaje del Libro del Buen amor.

La peregrinación hasta la carpa, dónde estos feligreses rinden culto, partió desde muchos rincones de las provincias andaluzas y extremeñas e incluso llegaron, cual hijos pródigos, tres descarriados desde Madrid y otros tantos de Valencia, a seguir con devoción este acto litúrgico que los redimió a todos del tedio de la rutina. Para oficiar la ceremonia llegaron Los secretos con su acetre lleno de papelillos, e hisopearon la carpa dando así comienzo ésta bendita fiesta.

Antes de que la carpa se llenara, como para ir a misa, muchos se pegaron un buen madrugón. Hubo quien incluso viniendo de Córdoba, a tan solo unos kilómetros, salió de casa a las ocho de la mañana (el espectáculo comenzó a las siete de la tarde). Estos jóvenes e incansables carnavaleros durante la espera se organizaron para desplegarse por el recinto cuando abriera y garantizarle a su grupo de amigos el mejor sitio. Tenían ganas de pasarlo bien y querían asegurarse de que su comparsista o chirigotero preferido los oía cuando corearan su nombre y cantaran con ellos sus letras. Pero no solo jóvenes fueron quienes se acercaron a El Carpio, también muchas familias. Abuelos, padres y chiquillos en sus carritos colmaban las primeras filas.

parablog1 (3)

La chirigota del Sheriff, después de varios años de ausencia, volvía a El Carpio, por tercera vez, con Los Secretos. Estos divertidos curas, que bendijeron la carpa, y sus particulares devotas, amantes del de arriba, retrataron el dolor de esa llaga sangrante que es para todos la crisis con su pasodoble dedicado a esos jubilados que se ven obligados a tirar  de nuevo del carro familiar. Con él lograron poner en pie al público por primera vez en la noche. La agrupación repasó también parte de su repertorio, a penas una pincelada de su larga trayectoria de 27 años sobre las tablas. Recordaron coplas de Caimán, Los aleluyas, Los panchitos de Guadalajara, Los Valientes, Los Lays, Los aguafiestas y El escuadrón de los jartibles.

parablog1 (2)

El misticismo dejó lugar a la magia. La comparsa del genio desenterró su lámpara de entre las arenas de La Caleta y pusieron rumbo a Córdoba. Los genios cantaron en El Carpio un pasodoble que dejaron fuera de su repertorio durante el COAC por miedo a que lo consideraran no apto para el mismo, ya que en palabras de Subiela “el concurso demanda otro tipo de letras, enfrentamiento y más pena”. La letra elogiaba a la mujer, a la eterna compañera de estos genios, capaz de crear magia, al igual que ellos, y detener el tiempo cuando la tienen entre sus brazos. La agrupación de Antonio Martín escogió de entre su antología la presentación de Los principiantes, el pasodoble “Entre las flores” de Capricho andaluz, “El día que yo me muera” de Los héroes del 3×4, que interpretó Miguel Nández en solitario, y por supuesto la presentación de Caleta, con la que cerraron su actuación.

parablog1 (1)Turno tras ellos del carnaval local con Los reyes del portal. Esta chirigota, primer premio este año en Córdoba, ha supuesto la vuelta de David Maya Awito al escenario que abandonara durante un año tras hacerse en 2011 con el primer premio en la modalidad de coros con Piratas de agua dulce, agrupación que también logró llegar a cuartos ese mismo año en Cádiz, dónde participó con el nombre de Los mon amour. Awito y sus simpáticos porteros, siempre con la oreja puesta, dieron un repaso a la vida, obra y milagros de los vecinos de su bloque. Gustaron sus pasodobles en los que hubo lugar para la reivindicación, la denuncia y el sentimiento. Pero lo mejor vendría de la mano de sus cuplés, donde el público colaboró aprendiéndose pronto el estribillo, que corearon al unísono.

_MG_8113Tras la chirigota cordobesa llegaron Los de gris, que hicieron bailar al público al son de las canciones de la mítica película que protagonizaran Travolta y Newton-John en los setenta. Sentido pasodoble de la agrupación para las mujeres con cáncer de mama que logró el aplauso cómplice y unánime, y que sirvió para subrayar la labor de los miembros de la Asociación Española Contra el Cáncer que durante la gala estuvieron recogiendo firmas, para conseguir que se incluya el cribado de cáncer de colon en la Cartera de Servicios Comunes del Servicio Nacional de Salud, ya que esto permitiría la detección precoz de este tipo de cáncer, primero en incidencia y segundo en mortalidad. Todas las agrupaciones pidieron a los asistentes su colaboración para esta causa.

La chirigota del Lupo recordó también algunas letras de años anteriores. Así, interpretaron letras de Los que se mojan de verdad y Villancicos pop-pulares, cuyo pasodoble “Cádiz es como Belén” puso fin a su actuación y a la primera parte de la gala.

(lee la segunda parte aquí)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s